Por el amor de una rosa el jardinero es servidor de mil espinas.

¿Verdad?




¿ Verdad ?

Cuán bonitas son las palabras
que al aire solemos soltar
esas que con el paso del tiempo
solemos olvidar.

Cuán bonitas son las caricias
que a la ligera solemos regalar,
la mayoría con una esperanza
de nunca llegar.

Cuán bonitas son esos besos
que a menudo solemos dar
todos ellos sin sentimiento
ocultando la verdad.

¿ Tu me olvidas ?
¿ Vas a llegar ?
¡ Dime la verdad !



Comentarios

Me gusto mucho esté, es un poco viejo por lo que veo; pero acabo de toparme con tu sitio, a mi me encanta la poesía, el escribir, tanto de amor como desamor, pero creo que la depresión es lo que me hace escribir, por tanto la mayor parte de mis versos o prosas son dedicadas al desamor

Añadir un Comentario: